Alumbrado más eficiente

El alumbrado público de Barcelona solo representa aproximadamente el 20 % del consumo total de energía de los servicios municipales. Cuenta con más de 146.000 puntos de luz que presentan una elevada disparidad de criterios y modelos, resultado de años de diferentes renovaciones urbanísticas y mantenimientos aislados.

La gestión actual busca generar una imagen nocturna de la ciudad que homogeneice los criterios estéticos y funcionales incorporando la tecnología led en los puntos de luz y, al mismo tiempo, reducir el consumo de energía.

Para saber más sobre el alumbrado eficiente de Barcelona: PLAN DIRECTOR DE ILUMINACIÓN

Redes centralizadas de calor y frío

La ciudad de Barcelona dispone de dos redes urbanas de climatización centralizadas: la red de levante, que cubre el área del Fòrum-22@, y la de poniente, que cubre la Zona Franca y el barrio de la Marina del Prat Vermell. Las redes proveen a los edificios de agua caliente y de agua fría para calefacción y climatización y de agua caliente sanitaria.

La centralización en la producción permite una mejor eficiencia energética con respecto a las soluciones individuales con calderas o equipos de aire acondicionado. Los edificios que se suministran se conectan con la central mediante una red de cañerías que vehiculan agua caliente o agua fría que se ha producido en esta. La generación se hace aprovechando los recursos energéticos residuales, como por ejemplo los de la planta de revaloración energética del Besòs, o aprovechando el frío residual que se genera en el proceso de regasificación del gas natural licuado en el puerto de Barcelona.

Actualmente, las dos redes de calor y frío existentes tienen una extensión superior a los 24 km. Entre las dos suministran una energía térmica total de 105 GWh/año, y el objetivo es ir ampliándolas. Las redes son gestionadas por empresas mixtas en las que participa el Ayuntamiento de Barcelona. Si quieres saber más: