Estamos cambiando el modelo energético en Barcelona

Desde el Ayuntamiento de Barcelona se trabaja con el objetivo de que el acceso a la energía sea un derecho del que todas las personas puedan disfrutar en las mejores condiciones de calidad, sostenibilidad y costes, tanto para las instituciones públicas locales como para la ciudadanía.

Se presta una atención especial a garantizar el suministro básico de energía a las personas con dificultades o en situación de vulnerabilidad. Para asegurar la mejora del suministro energético en la ciudad, el Ayuntamiento quiere asumir un papel activo en el mercado energético, además de impulsar la generación local de energía de fuentes renovables.

De este modo, ya se están poniendo en marcha las estructuras necesarias para llevar a cabo las funciones de compra y venta de energía, es decir, una nueva comercializadora pública de electricidad que permita realizar el cambio del modelo energético actual –basado en grandes estructuras oligopolísticas y los combustibles fósiles– hacia un modelo más democrático y sostenible.