¿TE ANIMAS A
COMPARTIR EL SOL?

¿Crees que otro modelo energético es posible? ¿Te gustaría invertir en energía renovable y con cero emisiones? Ahora tú también puedes participar en la financiación de instalaciones fotovoltaicas públicas en Barcelona. El Ayuntamiento de Barcelona, a través de la empresa pública Tersa, impulsa una campaña de crowdlending para financiar la construcción de una instalación fotovoltaica en la azotea del Centro Cívico Convent de Sant Agustí. La posibilidad de invertir en energía solar estará abierta hasta el 22 de junio.

¿Qué es el 'crowdlending'?

El crowdlending (crowd = mucha gente, lending = prestar dinero) es una fórmula que permite a las personas aportar pequeñas cantidades de dinero a cambio de un retorno financiero recogido en un contrato de préstamo.

En este caso, para financiar la construcción de una instalación fotovoltaica en el Centro Cívico Convent de Sant Agustí, el préstamo mínimo que puedes hacer es de 50 € y el préstamo máximo, de 3.000 €. La devolución del dinero que hayas invertido se te hará durante 5 años, con un interés nominal del 0,95 % anual (respecto del capital no devuelto) y la recibirás en cuotas semestrales de capital e intereses.

Por lo tanto, participar en este crowdlending NO es hacer una donación. Significa prestar dinero e irlo recuperando progresivamente, con intereses, en cuotas semestrales durante cinco años.

¿Cuánto dinero tenemos que recaudar para poder financiar la instalación fotovoltaica?

Para poder financiar la construcción de uns instalación fotovoltaica en la azotea del Centro Cívico Convent de Sant Agustí necesitamos reunir un total de 105.000 €. La posibilidad de prestar dinero para construir esta cubierta solar estará abierta durante 90 días (del 25 de marzo al 22 de junio), tiempo en que la plataforma de crowdlending permanecerá operativa.

¿Por qué es importante apostar por la energía solar?

El actual modelo energético, basado en combustibles fósiles, provoca emisiones de gas de efecto invernadero y contaminación del aire que perjudica la salud y calidad de vida de la ciudadanía. Por eso, resulta esencial dirigirse decididamente hacia la soberanía energética promoviendo el suministro 100 % renovable, con cero emisiones y asegurando el acceso a todo el mundo.

En todo ello, el sol tiene un papel clave: es la principal fuente de energía de la Tierra y Barcelona dispone de muchas horas de luz durante todo el año. Si aprovechamos la energía solar, en nuestra ciudad tenemos un enorme potencial energético que nos puede ayudar a llegar a la necesaria transición energética.