Barcelona reafirma su posicionamiento internacional como ciudad puntera en el impulso de políticas de sostenibilidad para resolver los problemas del modelo energético actual, y participa activamente en las iniciativas mundiales sobre energía y cambio climático más destacadas