El consumo de los edificios y equipamientos municipales representa en torno al 50 % del gasto energético municipal total. Así pues, se considera de gran importancia actuar sobre estos equipamientos con el fin de conseguir un ahorro de energía y de emisiones. Al mismo tiempo, las actuaciones en edificios municipales son una herramienta clave para la promoción de las medidas de transición energética y de generación local de energías limpias, por su carácter ejemplarizador ante la ciudadanía.

Actualmente ya se han instalado sistemas de generación fotovoltaica en numerosos edificios municipales, como escoles bressol, escuelas de primaria e institutos de secundaria, centros cívicos, casales municipales, sedes de distrito, bibliotecas públicas y pérgolas de parques y ciudades. También se han instalado sistemas de energía solar térmica para dotar de agua caliente sanitaria a varios equipamientos deportivos, como las piscinas Picornell y el estadio Joan Serrahima.

Las medidas de actuación se articulan a través del Plan de Mejora Energética en los Edificios Municipales (PEMEEM), que tiene como objetivo el ahorro de energía y la incorporación de energías renovablesen los edificios y las instalaciones municipales, y posiciona al Ayuntamiento de Barcelona como una administración altamente sostenible en la gestión de sus propios equipamientos.

Las energías renovables que el PEMEEM considera para los edificios municipales son las siguientes:

  • Energía solar fotovoltaica
  • Energía solar térmica
  • Energía minieólica
  • Energía geotérmica
  • Biomasa