La Generalitat de Catalunya, a través del Instituto Catalán de la Energía (ICAEN), las administraciones locales, entre las cuales se encuentra el Ayuntamiento de Barcelona, y el sector energético constituyen la Mesa de Impulso al Autoconsumo Fotovoltaico en Cataluña. En total, más de 70 agentes, entre administraciones, entidades y empresas, trabajarán para facilitar que la ciudadanía y las comunidades de vecinos y vecinas de Cataluña generen su propia energía eléctrica.

La función de la mesa será incentivar y facilitar que los propietarios y propietarias de los suministros eléctricos de menos de 10 kilovatios —cerca del 95 % del total de los que existen en Cataluña, exentos del llamado peaje al sol del Gobierno español— puedan considerar las instalaciones de placas solares fotovoltaicas como una opción más a la hora de proveerse de energía.