La medida de gobierno para la regeneración de suelo y vivienda en Barcelona pone de manifiesto la necesidad de impulsar mejoras energéticas asociadas a la rehabilitación de los edificios menos eficientes. De esta manera se favorecen las instalaciones de generación con fuentes renovables (energía solar fotovoltaica y térmica) y otras actuaciones asociadas.

En este sentido, cabe destacar que la nueva convocatoria 2018 de ayudas para la rehabilitación de viviendas promueve las actuaciones orientadas a la instalación de sistemas de generación de energía renovable.

Así, el Ayuntamiento prevé ayudas de hasta el 50 % del coste de las instalaciones voluntarias de placas fotovoltaicas (para producir electricidad) o de placas térmicas (para producir agua caliente sanitaria), ya sean individuales o colectivas. También se prevén subvenciones de hasta el 40 % del coste para la mejora energética global que actúe sobre toda la parte circundante del edificio.

Asimismo, el Programa de impulso a la generación de energía solar en Barcelona también tiene previstas una serie de bonificaciones fiscales para facilitar la instalación de sistemas de energía renovable en los edificios particulares privados.

Actualmente ya existe una bonificación del 50 % del impuesto de bienes inmuebles (IBI) durante tres años para instalaciones de generación solar —térmicas y fotovoltaicas—, y se estudia la aplicación de otros descuentos —impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO), impuesto sobre actividades económicas (IAE), etcétera—.

Por otra parte, también se está trabajando en diversas medidas de acompañamiento, como crear una ventanilla única para la tramitación de instalaciones de generación energética, simplificar los trámites de gestión y legalización y dar más información desde los puntos de asesoramiento energético y La Fàbrica del Sol.