17 Noviembre, 2020 - 16:54

Urbanismo e infraestructuras. El nuevo contrato permitirá mejorar la sensación lumínica y la seguridad con una tecnología eficiente.

La Comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad ha aprobado los pliegos del nuevo contrato de alumbrado público 2022-2024. Se trata de un contrato de 3 años, prorrogables 2 años más, por valor de 18,8 millones de euros anuales.

El nuevo contrato persigue los siguientes objetivos:

  • Identificar los puntos oscuros de la ciudad por poder actuar de una manera más ágil y rápida.
  • Mejorar el control y seguimiento de las instalaciones con una gestión operativa que reduzca el consumo.
  • Consolidar una tecnología eficiente en el alumbrado y la tecnología LED.
  • Conseguir más estabilidad en las instalaciones, más garantía de servicio y más capacidad de reacción ante situaciones críticas.
  • Renovar instalaciones para incrementar la seguridad eléctrica.
  • Mejorar las conexiones eléctricas para actos de ciudad.

El servicio de alumbrado en Barcelona actualmente abastece 146.000 puntos de alumbrado público y representa el 20 % del total de consumo de energía del Consistorio. Hay que destacar que este porcentaje de consumo es muy inferior al de la media de municipios de Cataluña, que se encuentra en torno al 50 %.

Para el nuevo contrato se mantienen los tres lotes que existen actualmente y que corresponden a tres zonas de la ciudad: la zona A, que incluye los distritos de Ciutat Vella, L’Eixample y Sants-Montjuïc, los distritos donde se acumulan más puntos de luz artísticos y de actividades lúdicas; la zona B, que incluye los distritos de Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi, Gràcia y Horta-Guinardó, con una alta concentración de puntos viarios, y la zona C, que incluye los distritos de Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí, con zonas de montaña y, por lo tanto, una casuística diferente del resto. Las empresas se podrán presentar a un máximo de dos lotes, pero solo podrán ser adjudicatarias de un único lote.

El proceso de licitación se divide en dos fases. La primera, de selección, en que se escogerán ocho empresas según la experiencia en mantenimiento y obras de instalación de alumbrado público. Y la segunda, de adjudicación, en que se evaluarán los criterios vinculados a un juicio de valor y los criterios automáticos, entre los cuales, la oferta económica o la calidad ambiental de la flota de vehículos.

El nuevo contrato se pondrá en marcha en el 2022 y prevé la subrogación del cien por cien del personal.

Encontrarás más información en https://energia.barcelona/es/alumbrado-y-redes-de-calor-y-frio.