El consumo de los edificios y equipamientos municipales representa en torno al 50 % del gasto energético municipal total. Por este motivo, se considera muy importante actuar sobre estos equipamientos con el fin de promocionar las medidas de transición energética y de generación local de energías limpias, para constituir un ejemplo para la ciudadanía.

Actualmente, ya se han instalado sistemas de generación fotovoltaica en más de sesenta edificios municipales y 17 pérgolas generadoras de energía en parques y plazas de la ciudad. También se han instalado sistemas de energía solar térmica para hacer llegar agua caliente sanitaria a equipamientos deportivos, como las piscinas Picornell y el estadio Joan Serrahima.

Las medidas de actuación se articulan en base al Plan de mejora energética de los edificios municipales (PEMEEM), cuyo objetivo es el ahorro de energía y la incorporación de energías renovables en los edificios municipales, y al Programa de impulso a la generación de energía solar en Barcelona, que promueve el aprovechamiento de las cubiertas y del espacio público como espacios de generación de energía.

¿Cuánta energía genera Barcelona?

La ciudad dispone de 17 pérgolas en el espacio público y más de 60 edificios municipales que suponen una potencia instalada de 2.078 kWp, y una generación de 1.164 MWh, equivalente al consumo de más de 1.116 hogares y que supone un ahorro de emisiones de CO2eq de 924 toneladas.

En este mapa se indica dónde se encuentran estos elementos de generación energética, cuánta energía generan y el ahorro en consumo energético y en emisiones de CO2 que estos suponen.

 

Información complementaria