El Ayuntamiento de Barcelona trabaja con el objetivo de que el acceso a la energía sea un derecho del que todas las personas puedan disfrutar en las mejores condiciones de calidad, sostenibilidad y costes, tanto para las instituciones públicas locales como para la ciudadanía.

Barcelona Energia

Barcelona Energia, operador eléctrico metropolitano.

Barcelona Energia es la comercializadora eléctrica pública de Barcelona y el área metropolitana. Tiene como misión contribuir a la transición hacia un modelo energético sostenible potenciando el autoconsumo, la generación de proximidad y la energía 100 % renovable certificada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Barcelona Energia suministra electricidad en edificios y equipamientos municipales del Ayuntamiento de Barcelona y da servicio a 4.675 puntos y 21 organismos y entidades del grupo de empresas municipales. También ofrece servicio a los equipamientos del área metropolitana y a la ciudadanía.

El Plenario municipal del Ayuntamiento de Barcelona aprobó el 31 de marzo de 2017 la creación de una comercializadora pública de energía eléctrica a través de la empresa pública Tractament i Selecció de Residus, SA (TERSA).  Desde el mes de febrero, Barcelona Energia ya representa en el mercado eléctrico toda la energía verde que gestiona y explota, unos 200 GWh/año.

Barcelona Energia es la mayor comercializadora eléctrica 100% pública del Estado. Ciudades como Cádiz y Pamplona están apostando por modelos similares al de Barcelona. Es un instrumento de promoción y estímulo de la generación energética local y renovable (principalmente energía solar), tanto a nivel de equipamientos municipales como también para la ciudadanía de Barcelona (autogeneración-autoconsumo). Sus principales valores son:

  • Comercializa energía renovable certificada con garantía de origen 100 % renovable, que emite la CNMC.
  • Es pública y promueve una gestión de la energía 100 % pública y trabaja de forma coordinada con el resto de los servicios de la ciudad y el Área Metropolitana de Barcelona.
  • Promueve la generación local de energía renovable con el objetivo de reducir las pérdidas energéticas asociadas al transporte y de dejar de depender del oligopolio eléctrico actual. 
  • Es transparente en cuanto a la información de procedencia de la energía suministrada y los costes del precio final facturado. 
  • Promueve la cultura energética de la ciudadanía para mejorar la eficiencia y el ahorro. 
  • Permite una gobernanza participada, abriendo espacios a fin de que la ciudadanía pueda tener un papel activo en la toma de decisiones de la comercializadora. 
  • Sitúa al ciudadano en el centro, trabaja por el derecho a la energía y da respuesta a la Ley 24/2015.

Para obtener más información: www.barcelonaenergia.cat 

Entender la factura eléctrica

El Ayuntamiento ofrece diversos recursos divulgativos que ayudan a difundir una nueva cultura de la energía centrada en incrementar el conocimiento sobre el ahorro, la eficiencia energética y el uso racional de la energía, así como la generación a partir de energías renovables. 

El objetivo es entender cómo consumimos la energía, qué opciones ofrece el mercado energético, si tenemos más potencia contratada de la necesaria y, en definitiva, cómo podemos reducir el importe de las facturas de suministro energético. 

Te recomendamos que participes en los talleres formativos de La Fábrica del Sol o que te informes sobre la potencia, la tarifa y la empresa suministradora que más te convienen en los puntos de asesoramiento energético

 

Suministro básico garantizado

Para garantizar el suministro básico de energía a todas las personas se requieren medidas combinadas que consigan cambios estructurales efectivos que equilibren las desigualdades que generan pobreza energética. 

En este sentido, la medida de gobierno de transición hacia la soberanía energética, que aprobó el Ayuntamiento de Barcelona en julio de 2016, determina que el acceso a la energía es un derecho básico y un objetivo primordial de la ciudad y, por lo tanto, plantea: 

  • Coordinar actuaciones con el Área de Derechos Sociales para identificar a las personas vulnerables y poner en marcha las actuaciones que deban llevarse a cabo. 
  • Establecer criterios sociales en todas las actuaciones energéticas. 
  • Continuar la relación con las empresas suministradoras para evitar cortes de suministro. 
  • Poner en funcionamiento un servicio de información, asesoramiento y acompañamiento para resolver problemas energéticos de la ciudadanía que lo necesite, con criterios de proximidad, accesibilidad y claridad, en equipamientos de proximidad, como los puntos de asesoramiento energético (en las oficinas de Vivienda) y La Fábrica del Sol, entre otros. 
  • Elaborar campañas informativas. 
  • Establecer sistemas que permitan reinvertir parte del dinero que actualmente se destina al pago de facturas energéticas en políticas estructurales de autoconsumo y ahorro y eficiencia energéticos. 

En definitiva, se quiere evitar que haya más cortes de suministro y conseguir que las personas vulnerables tengan garantizado el acceso a la energía. 

¿Dónde puedes informarte?

El Ayuntamiento de Barcelona ha habilitado los puntos de asesoramiento energético, oficinas especializadas para ofreceros la información necesaria.